LA MENTA Y SUS BENEFICIOS


Nombre científico: Mentha spicata L.


Nombre común: Mentas otros (nemorosa, o menta mojito cubano)


Familia: Lamiaceae

La menta es una hierba perenne, rastrera, con las ramas angulosas, lampiñas o ligeramente pubescentes, hojas opuestas, oblongas, de superficie rugosa y margen aserrado, cortamente peciolada.

Propiedades y usos curativos de la menta

Es antiséptica y anti-pruriginosa:

Triturar las hojas de menta fresca con un poco de agua y aplicar el zumo en el rostro puede calmar infecciones, erupciones y el acné. También se pueden tratar las picaduras de insectos o las mordeduras de algún animal. Al aplicar directamente en quemaduras y cortes, esta hierba ayuda a la cicatrización y curación de las heridas y evita que se infecten.


Repelente:

Contienen propiedades repelentes e insecticidas. Actúan en el control de hormigas, polillas, gorgojos, pulgones, moscas de la fruta, mariposas de la col y garrapatas en animales domésticos.


Formas de utilización

  • Las hojas frescas frotadas sobre la piel sirven para proteger de las picaduras de insectos
  • Para el control de garrapatas en animales domésticos se espolvorea la piel del animal y las zonas en donde éste descansa con hojas secas trituradas. Otra forma de utilización para este fin, es realizar una infusión concentrada de la planta y emplear el agua para bañarlos.
  • Para el control de polillas se colocan bolsas de tela con hojas secas dementa dentro de los armarios y entre la ropa.

Trata problemas respiratorios

Las afecciones y las infecciones respiratorias pueden ser reducidas debido a un componente principal de la menta: el mentol. Este disminuye la congestión de la garganta, los pulmones y la nariz.

Además de ello, con la menta se pueden tratar la tos persistente, la bronquitis y el asma. Esto se debe a que tiene la función de ‘abrir’. No es casualidad que los medicamentos para la tos, por ejemplo, tengan menta.

Cura problemas del aparato digestivo

Es uno de los usos curativos de la menta más conocidos. Desde hace cientos de años, se usa la menta para las enfermedades del estómago. Sirve para aumentar el apetito y calmar la indigestión y es muy buena para la distensión abdominal y la flatulencia.

Su aroma fuerte y penetrante hace que las glándulas salivales se activen, lo que estimula, a su vez, la producción de enzimas en el estómago. Asimismo, relaja los músculos abdominales y es ideal para curar los ardores o reflujo gástrico.    

Leer más

LA MENTA: !Una Ramita de Menta Siempre es Buena Opción !

Dulce aroma, refrescante y vigorizante, es probable que estas palabras sean las que mejor describen la menta. Con sus muchas variedades, esta hierba definitivamente ha ganado una merecida reputación en el sector culinario porque proporciona fragancia y sabor a una amplia variedad de platillos

Cocinar con Menta:

La combinación de dulzura y astringencia de la menta la convierte en una hierba imprescindible para la cocina. Se adapta a una gran variedad de usos: desde aperitivos, principales y hasta postres; seguramente encontraremos mil formas de utilizar una ramita de menta fresca. Si la añades a tus ensaladas podrá realzar el sabor.

Incluso puede hacer una deliciosa agua de menta, una manera simple y deliciosa de mejorar nuestra bebida habitual. Sólo agregaremos ramitas de menta fresca a una jarra de agua, la dejaremos reposar durante 30 minutos para servirla en un vaso con hielo. Esta bebida es perfecta para los días calurosos

Te de Menta

El té de menta es una bebida deliciosa y relajante que tiene varios beneficios para la salud. Ya sea que uses una bolsa de té u hojas de menta frescas para prepararlo, estará listo en cuestión de minutos. Prepara una taza de té de menta caliente en una noche fría de invierno o una tanda de té de menta helado para una fiesta de verano y disfruta el sabor vigorizante de la menta. Excelente remedio para las digestiones lentas (no usar con leche).

Ingredientes:

  • 1 taza de té”
  • 7 a 10 hojas de menta
  • 250 ml (8 oz) de agua
  • Miel, leche o limón al gusto

Preparación:
Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale las hojas de menta.
Tapa la bebida y déjala reposar 10 minutos.

Remedio para las quemaduras superficiales

Los antioxidantes, vitaminas y minerales contenidos en las hojas de menta son ideales para promover el proceso de regeneración de la piel en casos de quemaduras superficiales.
Los aceites naturales de la planta actúan como refrescantes sobre la zona afectada, reduciendo la irritación y el ardor.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de menta frescas (10 g)
  • 2 cucharaditas de agua (10 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación
Tritura las hojas de menta en un mortero y, a continuación, mézclalas con el agua y la cucharada de miel. Colócalas en la parte afectada.

 

Remedio para calmar el estrés

Los compuestos calmantes de las hojas de menta ayudan a reducir los síntomas del estrés y, de paso, promueven la sensación de sueño en caso de insomnio.En este caso potenciamos sus efectos con otras plantas sedantes y, por lo tanto, solo es conveniente tomarlo en la noche.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas de menta (5 g)
  • ½ cucharada de flores de tilo (5 g)
  • ½ cucharada de valeriana (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación
Incorpora las plantas en una taza de agua hirviendo, tápalas y déjalas reposar 10 minutos.
Pasado este tiempo, cuela la infusión y endúlzala con una cucharada de miel.

Modo de uso
Ingiere la bebida 30 minutos antes de acostarte.
Tómala 2 o 3 veces a la semana.

Leer más

LA MENTA: Como sembrar esta prodigiosa planta

 Paso a Paso

PASO 1

Toma un esqueje de una planta de menta madura.  Corta aproximadamente un centímetro por encima del tallo con una tijera afilada.

PASO 2

Opta por utilizar una menta que vendan en la sección de comida fresca del supermercado. No existe garantía de que logres cultivar una planta de menta a partir de cada esqueje, pero es una buena forma de utilizar una menta sobrante si estás dispuesto a experimentar.

PASO 3

Llena un vaso limpio con agua. Coloca en él los ramitos para que crezcan las raíces nuevas. Mantén el vaso en un lugar caliente y con acceso al sol, y espera a que crezcan las raíces blancas del tallo.

 

PASO 4

Compra una maceta de al menos 30,5 centímetros (12 pulgadas) de diámetro. Este es el tamaño adecuado para una maceta, ya que la planta de menta necesita mucho espacio para crecer.

PASO 5

Puedes combinar la tierra para la maceta con compost rico en nutrientes. Las plantas de menta necesitan una tierra rica y bien drenada para crecer muy bien.

PASO 6

Llena el tercio inferior de la maceta con compost y tierra para maceta

PASO 7   

Coloca el esqueje de menta o el plantón de menta dentro de la maceta. Enrolla las raíces en caso de que sean muy largas para la maceta.

PASO 8

Llena el espacio alrededor de la menta con tierra para maceta. Coloca la cantidad exacta de tierra para maceta de manera que la menta pueda pararse sola

PASO 9

Inserta varios tarugos de madera cerca de la planta para darle soporte. Estos se pueden retirar cuando la planta crezca.

PASO 10

La menta necesita un riego regular y abundante, sobre todo en las épocas de crecimiento. Esta planta siempre debe tener la tierra humedecida.

PASO 11

Espera a que la planta de menta esté frondosa y las hojas sean largas antes de cortarlas y usarlas. Una vez que haya crecido, los cortes frecuentes mantendrán la abundancia de la planta y las hojas tendrán un rico sabor.

 

!!!Manos a la siembra !!!

Leer más