LA MENTA: Como sembrar esta prodigiosa planta

 Paso a Paso

PASO 1

Toma un esqueje de una planta de menta madura.  Corta aproximadamente un centímetro por encima del tallo con una tijera afilada.

PASO 2

Opta por utilizar una menta que vendan en la sección de comida fresca del supermercado. No existe garantía de que logres cultivar una planta de menta a partir de cada esqueje, pero es una buena forma de utilizar una menta sobrante si estás dispuesto a experimentar.

PASO 3

Llena un vaso limpio con agua. Coloca en él los ramitos para que crezcan las raíces nuevas. Mantén el vaso en un lugar caliente y con acceso al sol, y espera a que crezcan las raíces blancas del tallo.

 

PASO 4

Compra una maceta de al menos 30,5 centímetros (12 pulgadas) de diámetro. Este es el tamaño adecuado para una maceta, ya que la planta de menta necesita mucho espacio para crecer.

PASO 5

Puedes combinar la tierra para la maceta con compost rico en nutrientes. Las plantas de menta necesitan una tierra rica y bien drenada para crecer muy bien.

PASO 6

Llena el tercio inferior de la maceta con compost y tierra para maceta

PASO 7   

Coloca el esqueje de menta o el plantón de menta dentro de la maceta. Enrolla las raíces en caso de que sean muy largas para la maceta.

PASO 8

Llena el espacio alrededor de la menta con tierra para maceta. Coloca la cantidad exacta de tierra para maceta de manera que la menta pueda pararse sola

PASO 9

Inserta varios tarugos de madera cerca de la planta para darle soporte. Estos se pueden retirar cuando la planta crezca.

PASO 10

La menta necesita un riego regular y abundante, sobre todo en las épocas de crecimiento. Esta planta siempre debe tener la tierra humedecida.

PASO 11

Espera a que la planta de menta esté frondosa y las hojas sean largas antes de cortarlas y usarlas. Una vez que haya crecido, los cortes frecuentes mantendrán la abundancia de la planta y las hojas tendrán un rico sabor.

 

!!!Manos a la siembra !!!


Facebooktwittergoogle_plus

Etiquetas:,

FUNDAPATRIMONIO